Las mejores atracciones de Turquía. Parte II

/, Turquía, Viajes/Las mejores atracciones de Turquía. Parte II

Las mejores atracciones de Turquía. Parte II

Desde Eturquía continuamos con la segunda parte de nuestro listado de las principales atracciones del país, para que usted, estimado lector, pueda hacerse una idea de todo lo que puede encontrar y hacerse una idea de qué visitar de cara organizar sus viajes a Turquía. Evidentemente, no están todos los monumentos del país, algo casi imposible, dado la amplísima variedad de monumentos diseminados por todo el país, pero sí es una amplia selección de las principales atracciones que este país ofrece al visitante.

6 Monasterio de Sumela

Con su impresionante entorno solitario, construido en un acantilado, el Monasterio de Sumela (Monasterio de la Virgen María) es la atracción principal para los visitantes a lo largo de la costa del Mar Negro. Pasear por este complejo religioso abandonado, con los interiores de sus iglesias repletos de frescos deslumbrantes y vibrantes, es una visita obligada para cualquiera que haga el largo viaje a la región noreste de Turquía. El monasterio se abrió por primera vez durante la era bizantina y solo se cerró en 1923. Hoy, vagando por sus celdas vacías, es fácil imaginar las vidas aisladas de los monjes que una vez vivieron aquí.

7 Monte Nemrut

La principal atracción turística del este de Turquía, el montículo funerario de la cima del Monte Nemrut, está dispersa con los restos rotos de las estatuas gigantescas que lo custodiaban. Este lugar extraño y solitario es uno de los sitios arqueológicos más peculiares de Turquía. Las gigantescas cabezas de piedra de los dioses olvidados desde hace mucho tiempo miran desde la cima, creando una atmósfera extraña sobre lo más alto de la árida montaña. El momento más idóneo para visitarlo es al amanecer, así se puede apreciar mejor las estatuas con los primeros rayos de sol del día.

8 Ani
Los edificios abandonados de la poderosa ciudad de Ani, en la Ruta de la Seda, se encuentran en las llanuras cercanas a la moderna frontera de Turquía con Armenia. Una vez que la capital armenia perdió importancia, la edad de oro de Ani llegó a su fin en el siglo XIV después de las incursiones de los mongoles, la destrucción casi total provocada por un gran terremoto y el cambio de las rutas comerciales. Todo ello jugó un papel importante en el declive de la ciudad. Los hermosos edificios de ladrillo rojo que aún se conservar en medio de la estepa tienen un efecto fascinante para todos los que visitan. No hay que perderse la Iglesia del Redentor ni la Iglesia de San Gregorio, con su elaborada mampostería de piedra y los restos de frescos que aún se pueden ver.

9 Aspendos

Justo al sur de Antalya, el Teatro Romano de Aspendos fue el lugar donde tuvo lugar la ceremonia del coronación del gobierno de Marco Aurelio. Considerado el mejor ejemplo superviviente de un teatro clásico de época que aún está en pie en todo el mundo, es una de las atracciones estrella de la antigüedad. Aunque el teatro es el motivo principal de una visita aquí, y para la mayoría de los visitantes en un viaje de medio día desde las cercanías de Antalya o Side, el teatro no es todo lo interesante de este área, hay más ruinas para explorar en una vasta región montañosa si puede permitirse dedicar más tiempo a este rincón.

10 Crucero por el Mediterráneo

La costa mediterránea de Turquía tiene ruinas en abundancia y muchas cosas que hacer, pero para muchas personas, se trata de tomar el sol mientras disfrutas de las hermosas vistas de la costa. Navegar en un yate es la actividad número uno para los visitantes de Bodrum y Fethiye, sobran los motivos. Las empinadas laderas cubiertas de bosques, las calas escondidas con pequeñas playas de arena blanca y los cientos de pequeñas islas dispersas por el mar son el lugar perfecto para explorar a bordo de una embarcación. Uno de los viajes más famosos se conoce como el «Crucero Azul» y viaja desde Fethiye hacia el sur por la costa hasta desembarcar cerca del Olimpo, hogar del famoso fenómeno natural de la Quimera.

11 Pérgamo

Turquía tiene una gran cantidad de ruinas grecorromanas, pero ninguna puede hacerle sombra a la majestuosa Pérgamo. Una vez que fue el hogar de una de las bibliotecas más importantes del mundo antiguo. Ahora los restos restantes del templo de Pérgamo presiden dramáticamente desde la cima de una colina. Es un lugar increíblemente pintoresco para explorar, con un área de Acrópolis y un teatro en la ladera de la colina con vistas panorámicas desde sus niveles superiores de asientos. Este es un gran punto para visitar si desea tener una idea real de la vida en la época romana.

12 Ölüdeniz

en pocos lugares del mundo uno puede divisar un agua tan limpia y de color turquesa como en Ölüdeniz. Todo ello en un entorno exuberante de bosque verde cayendo por un acantilado hasta una playa de arena blanca. La entrada protegida de Ölüdeniz, a solo un corto viaje de Fethiye, es la playa más famosa de Turquía, y con paisajes que bien podrían haber salido de una postal perfecta. Por eso es un rincón tan famoso y que suele estar abarrotado de visitantes durante la temporada estival del año. Si la playa se llena de gente, es hora de subir a los cielos y experimentar las impresionantes vistas aéreas en un parapente desde la cima de la montaña Babadaǧ, que se levanta detrás de la costa. En efecto, este lugar es uno de los destinos más importantes del mundo para la práctica del parapente.

By | 2019-03-12T10:54:38+00:00 abril 12th, 2019|Asia Menor, Turquía, Viajes|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment