Estambul

/Estambul

Los mejores planes para viajar a Turquía con niños

Viajar con niños puede ser una experiencia gratificante y enriquecedora, y Turquía ofrece un escenario perfecto para aventuras familiares inolvidables. Por eso son cada vez más los que se deciden por viajar a Turquía en familia. Con su rica historia, impresionante arquitectura, vibrante cultura y hermosos paisajes, este país emplazado entre Europa y Asia ofrece una amplia gama de actividades y lugares que cautivarán tanto a pequeños como a mayores. Aquí, te presentamos los mejores planes para disfrutar de Turquía en familia.

Estambul: Una ciudad mágica

Comienza tu viaje en la fascinante ciudad de Estambul, donde oriente y occidente convergen en un cautivador abrazo cultural. Explora la majestuosidad de la Basílica de Santa Sofía, un antiguo templo convertido en mezquita y ahora en museo, donde los niños pueden maravillarse con la impresionante arquitectura y los mosaicos históricos.

A continuación, embarca a la familia en un relajante paseo en barco por el Bósforo, el estrecho que separa Europa y Asia. Los pequeños disfrutarán del suave balanceo del barco mientras observan los impresionantes paisajes de la ciudad desde el agua.

Capadocia: Un viaje al mundo de los sueños

Dirígete hacia el centro de Turquía y descubre la mágica región de Capadocia, conocida por sus paisajes lunares y formaciones rocosas únicas. Los niños se sentirán como exploradores al adentrarse en las ciudades subterráneas, antiguos asentamientos tallados en la roca que ofrecen una visión fascinante de la vida en la antigüedad.

Aventúrate en un emocionante paseo en globo aerostático al amanecer para experimentar la belleza de Capadocia desde lo alto. Este viaje en globo es apto para todas las edades y brindará a la familia una vista panorámica de los valles y formaciones rocosas que parecen sacadas de un cuento de hadas.

Pamukkale: Aguas termales y antiguas ruinas

Sumérgete en las aguas termales de Pamukkale, un fenómeno natural que combina aguas termales relajantes con impresionantes terrazas de travertino blanco. Los niños disfrutarán chapoteando en las piscinas termales mientras los padres se relajan y disfrutan de la belleza del entorno.

Además de las aguas termales, Pamukkale alberga las ruinas de la antigua ciudad de Hierápolis. Explora el anfiteatro romano bien conservado y déjate cautivar por la historia que se despliega a tu alrededor. Los pequeños podrán imaginar la vida en la antigüedad mientras deambulan por las calles adoquinadas y exploran las antiguas termas.

Antalya: Sol, playa y diversión en familia

Para aquellos que buscan sol, arena y actividades familiares, Antalya es el destino ideal en la costa mediterránea de Turquía. Disfruta de días relajados en las hermosas playas de la región, donde los niños pueden construir castillos de arena y jugar en las cálidas aguas del mar.

No te pierdas el Museo de Juguetes de Antalya, un lugar encantador que alberga una colección única de juguetes tradicionales turcos. Los niños tendrán la oportunidad de aprender sobre la historia del juego en Turquía y, quizás, descubrir juguetes que evoquen a tiempos pasados.

Éfeso: Una aventura arqueológica para los más pequeños

Adéntrate en la historia antigua de Turquía explorando las ruinas de Éfeso, una de las ciudades más grandes y mejor conservadas de la antigüedad. Camina por las calles de mármol, admira el impresionante teatro romano y descubre la Biblioteca de Celso, una estructura imponente que seguramente capturará la imaginación de los pequeños lectores.

Para un toque adicional de diversión educativa, visita el Museo de Éfeso, donde se exhiben artefactos fascinantes que ofrecen una visión única de la vida cotidiana en la antigua ciudad. Los niños pueden convertirse en pequeños arqueólogos por un día mientras exploran las exhibiciones interactivas.

Un viaje inolvidable para toda la familia

Turquía, con su rica historia, impresionantes paisajes y vibrante cultura, se destapa como un destino ideal para viajar en familia. Desde las maravillas de Estambul hasta la magia de Capadocia, pasando por las aguas termales de Pamukkale y las playas de Antalya, cada rincón del país ofrece algo especial para que los niños disfruten y aprendan. Empaca tus maletas y prepárate para crear recuerdos inolvidables en este fascinante país que encantará a toda la familia.

By | 2024-01-14T17:23:50+00:00 febrero 8th, 2024|Capadocia, Cultura, Estambul, Turquía|0 Comments

Explorando los tesoros gastronómicos de la cocina turca

La cocina turca, rica en historia y tradición, ha cautivado los paladares de los millones de personas que cada año realizan sus viajes a Turquía con sus sabores únicos y su diversidad culinaria. Desde las calles bulliciosas de Estambul hasta los rincones más remotos de Anatolia, Turquía ofrece una experiencia gastronómica que fusiona lo antiguo con lo moderno. En este recorrido culinario, vamos a descubrir algunos de los mejores platos que representan la esencia y la exquisitez de la cocina turca.

Kebabs: La joya de la parrilla turca

Los kebabs son la insignia de la cocina turca y se presentan en una variedad de formas que deleitan a los comensales con sus sabores jugosos y aromas irresistibles. El «Döner Kebab» es uno de los más conocidos, compuesto por finas láminas de carne apiladas en un asador vertical que gira lentamente. Otro favorito es el «Adana Kebab», que lleva el nombre de la ciudad de Adana y se prepara con carne de cordero picada sazonada con especias autóctonas.

Meze: Un festín de pequeños placeres

Antes de sumergirse en los platos principales, los turcos disfrutan de una variedad de «meze», aperitivos que despiertan el apetito y preparan el paladar para lo que está por venir. Desde el «Hummus» hasta las aceitunas rellenas de ajo y yogur con pepino, los meze ofrecen una explosión de sabores frescos y deliciosos. El «Muhammara», una mezcla de pimientos rojos asados, nueces y especias, es una delicia que no se debe pasar por alto.

Manti: Pequeñas delicias rellenas de sabor

Para aquellos que buscan una experiencia única, los «Manti» son una elección perfecta. Estos pequeños dumplings rellenos de carne, por lo general cordero o ternera, se cocinan al vapor y luego se sirven con yogur y aceite de pimentón. La presentación artística de los manti, dispuestos en filas ordenadas, hace que este plato sea tanto visualmente atractivo como delicioso.

Kumpir: Una deliciosa interpretación de la patata rellena

Originario de la calle, el «Kumpir» es una versión turca de la papa rellena que va más allá de los límites convencionales. Las patatas se hornean y luego se mezclan con una variedad de ingredientes, como maíz, aceitunas, salchichas y salsas, ofreciendo una experiencia de sabor única en cada bocado. Este plato refleja la adaptabilidad y la creatividad de la cocina turca.

Baklava: El dulce tesoro turco

Ninguna exploración culinaria turca estaría completa sin probar el famoso «Baklava». Este postre, con capas finas de masa filo rellenas de nueces o pistachos, y luego bañadas en jarabe de azúcar, es una obra maestra de la repostería. La combinación de texturas crujientes y jugosas, junto con el toque dulce y aromático del jarabe, hace que el Baklava sea una experiencia culinaria verdaderamente inolvidable.

Çay: El ritual del té turco

Acompañar la comida con una taza de té es un ritual arraigado en la cultura turca. El «Çay», té negro fuerte, se sirve en finas tazas de cristal, fomentando la conversación y la conexión social. Este gesto hospitalario refleja la importancia de la hospitalidad en la cultura turca y ofrece a los visitantes una experiencia auténtica y acogedora.

En resumen, la cocina turca es un festín para los sentidos, donde los sabores auténticos, las especias exquisitas y la presentación artística se combinan para crear una experiencia gastronómica única. Desde los kebabs que se deshacen en la boca hasta los postres que endulzan el paladar, la cocina de Turquía sigue cautivando a aquellos que buscan una aventura culinaria que va más allá de lo ordinario.

By | 2023-12-12T09:22:22+00:00 enero 12th, 2024|Ankara, Capadocia, Cultura, Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Descubriendo la magia de Estambul: los barrios más turísticos

Estambul, la ciudad que une dos continentes, Europa y Asia, es un crisol de culturas, historia y belleza arquitectónica y que es visitada cada año por más personas dentro de sus viajes a Turquía. Cada rincón de esta metrópoli transpira la rica herencia de civilizaciones pasadas, desde el Imperio Romano hasta el Otomano. Al sumergirse en las calles empedradas y los bazares bulliciosos, los visitantes encuentran una experiencia única. Entre los numerosos barrios que componen esta joya turca, algunos destacan por su encanto particular y su atractivo turístico. A continuación, exploraremos los barrios más turísticos de Estambul.

Sultanahmet: El corazón histórico

Si Estambul es un libro de historia, Sultanahmet es su capítulo inicial. Este barrio alberga algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, incluyendo la majestuosa Mezquita Azul, con sus cúpulas y minaretes imponentes, y la imponente Santa Sofía, que ha sido testigo de la evolución de imperios a lo largo de los siglos. El Palacio Topkapi, antigua residencia de los sultanes otomanos, también se encuentra aquí, con sus exquisitos jardines y vistas panorámicas del Bósforo. Sultanahmet es como un museo al aire libre, donde cada calle emana historia y cultura.

Karaköy: Modernidad en el bósforo

Contrastando con la antigüedad de Sultanahmet, Karaköy representa la cara moderna de Estambul. Este barrio, ubicado a orillas del Bósforo, ha experimentado una transformación impresionante en los últimos años. Antiguos almacenes y fábricas han dado paso a galerías de arte contemporáneo, boutiques chic y cafeterías de moda. La Torre Gálata, un hito icónico, se alza sobre el paisaje, ofreciendo vistas panorámicas de la ciudad. Karaköy es el lugar ideal para explorar el arte contemporáneo y disfrutar de la animada escena culinaria en sus restaurantes y cafeterías vanguardistas.

Beyoğlu: La avenida İstiklal y más allá

El distrito de Beyoğlu es conocido por la icónica avenida İstiklal, una arteria peatonal que bulle con la vida las 24 horas del día. Rodeada de tiendas, restaurantes, teatros y galerías, esta calle es el corazón palpitante de la vida moderna en Estambul. Al final de İstiklal se encuentra la Plaza Taksim, otro punto neurálgico de la ciudad. Beyoğlu también alberga el famoso barrio de Galata, con su torre medieval y sus callejones adoquinados. La combinación de lo antiguo y lo moderno convierte a Beyoğlu en un destino atractivo para los amantes de la cultura, las compras y la vida nocturna.

Fatih: Tradición y autenticidad

Fatih, el núcleo histórico de Estambul, es una ventana a la autenticidad y la tradición. Este barrio alberga el Gran Bazar, un laberinto de calles cubiertas donde los visitantes pueden perderse entre las tiendas que ofrecen desde especias hasta alfombras. La Mezquita de Süleymaniye, una de las más grandes de la ciudad, domina el horizonte de Fatih con sus cúpulas y minaretes. Mientras paseas por sus calles, te sumerges en la vida diaria de la ciudad, donde el aroma del café turco y el sonido de las llamadas a la oración se entremezclan en una experiencia única.

Ortaköy: Elegancia frente al bósforo

A orillas del estrecho del Bósforo, Ortaköy deslumbra con su elegancia y encanto. Este barrio es conocido por su mezcla arquitectónica, donde se encuentran la Mezquita Ortaköy, de estilo barroco otomano, y el Puente del Bósforo, que conecta Europa y Asia. Los cafés y restaurantes a lo largo de la costa ofrecen una vista espectacular del puente iluminado por la noche. Ortaköy se convierte en un destino popular tanto para los turistas como para los locales que buscan disfrutar de la brisa marina y la escena gastronómica frente al Bósforo.

En definitiva, Estambul es una ciudad que cautiva con su diversidad y su riqueza cultural. Cada barrio cuenta una historia única y ofrece una perspectiva diferente de esta metrópoli fascinante. Ya sea explorando la historia en Sultanahmet, sumergiéndose en la modernidad en Karaköy, disfrutando de la vida urbana en Beyoğlu, sumergiéndose en la tradición en Fatih o admirando la elegancia en Ortaköy, los barrios de Estambul invitan a los viajeros a descubrir los tesoros que esta ciudad atesora en cada rincón.

By | 2023-11-28T09:38:31+00:00 diciembre 6th, 2023|Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Descubre las Mejores Experiencias Gastronómicas en Turquía

Si estás planeando viajes a Turquía, una de las mejores formas de sumergirte en la cultura del país es a través de su rica y variada gastronomía. Turquía es conocida por su cocina deliciosa y abundante, llena de sabores intensos y platos tradicionales que han perdurado a lo largo de los siglos. Desde los famosos kebabs hasta los dulces tentadores, aquí encontrarás una lista de las mejores experiencias gastronómicas que no debes perderte durante tu visita a este país fascinante.

Kebabs: No puedes visitar Turquía sin probar los deliciosos kebabs. Ya sea el tradicional döner kebab, donde la carne se cocina lentamente en un asador vertical y luego se corta en finas láminas para ser servida en un pan de pita, o el shish kebab, que consiste en trozos de carne a la parrilla en brochetas, estos platos son una delicia para los amantes de la carne. Acompáñalos con una porción de arroz y ensalada fresca para una experiencia completa.

Meze: Los meze son una parte importante de la cultura culinaria turca. Estos pequeños platos se sirven como entrantes y permiten disfrutar de una variedad de sabores en una sola comida. Prueba el haydari, un yogur cremoso con hierbas y especias, o el tabulé turco, una ensalada de trigo bulgur con tomates, pepinos, cebollas y hierbas frescas. Los meze son perfectos para compartir con amigos y familiares mientras disfrutas de una copa de raki, el licor anisado típico de Turquía.

Baklava: Los amantes de los dulces no pueden dejar de probar el baklava turco. Este delicioso postre se compone de capas finas de masa filo, rellenas de nueces o pistachos triturados y empapadas en un almíbar dulce. El resultado es un bocado crujiente y dulce que es una verdadera delicia para el paladar. Disfruta de una taza de té turco mientras saboreas este manjar, y estarás experimentando uno de los mayores placeres de la cocina turca.

Pide: Similar a la pizza, la pide es una especialidad turca que no puedes perderte. Se trata de una masa plana cubierta con una variedad de ingredientes, como carne picada, queso, espinacas o aceitunas. La pide se hornea en un horno de leña, lo que le confiere un sabor único y delicioso. Prueba la pide tradicional con carne picada y queso, conocida como lahmacun, o la pide con espinacas y queso feta, llamada pide-ı ıspanaklı.

Simit: Si te encuentras paseando por las calles de Estambul, no puedes dejar de probar el simit. Este popular panecillo en forma de rosquilla está cubierto de sésamo y se hornea hasta obtener una textura crujiente por fuera y tierna por dentro. Es perfecto para desayunar o como merienda durante el recorrido por la ciudad. Puedes encontrar vendedores ambulantes de simit en casi todas las esquinas, y su aroma irresistible te guiará hacia ellos. Disfruta de su sabor delicioso mientras exploras los fascinantes lugares históricos de Turquía.

Manti: El manti es un plato tradicional turco que consiste en pequeñas albóndigas rellenas de carne, generalmente servidas con yogur y una salsa de tomate especiada. Estas diminutas delicias son cuidadosamente elaboradas a mano y cocidas al vapor o hervidas hasta que estén tiernas. Cada bocado de manti es una explosión de sabores y texturas, y su presentación artística lo convierte en un plato impresionante visualmente. No te pierdas la oportunidad de probar este manjar turco durante tu visita.

Ayran: Si estás buscando una bebida refrescante para acompañar tu comida, el ayran es la elección perfecta. Esta bebida tradicional se prepara mezclando yogur, agua y una pizca de sal, creando una bebida espumosa y refrescante. El ayran es muy popular en Turquía y se consume con frecuencia junto a platos de kebab para equilibrar los sabores intensos. Es una opción saludable y deliciosa para hidratarte durante tu aventura gastronómica en el país.

Pescado a la parrilla: Si visitas las costas de Turquía, no puedes dejar pasar la oportunidad de disfrutar de un pescado fresco a la parrilla. Ya sea en un restaurante junto al mar o en un mercado local, los pescados como el lubina, la dorada o el besugo se cocinan a la perfección sobre brasas, realzando su sabor natural. Acompañado de una ensalada fresca y un chorrito de limón, este plato te transportará a los sabores del Mediterráneo.

Lokum: Conocido comúnmente como «delicia turca» o «turkish delight», el lokum es un dulce gelatinoso y aromático que se ha convertido en un símbolo de Turquía. El lokum está elaborado con azúcar, almidón y una variedad de sabores, como rosa, limón, pistacho o granada. Estos pequeños cubos de dulzura son ideales para acompañar una taza de té turco o como un regalo para llevar a casa y compartir con amigos y familiares.

En resumen, los viajes a Turquía no están completos sin probar sus maravillosas experiencias gastronómicas. Desde los irresistibles kebabs y los exquisitos dulces como el baklava, hasta los platos tradicionales como el manti y la pide, la cocina turca te deleitará con su diversidad de sabores y aromas. Así que no pierdas la oportunidad de disfrutar de una comida memorable durante tu visita a este hermoso país.

By | 2023-05-18T11:10:18+00:00 junio 5th, 2023|Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Un recorrido por los mejores monumentos de Turquía

Los viajes a Turquía son una oportunidad única para descubrir la rica historia y la cultura diversa de este país situado en el cruce de Europa y Asia. Con una historia que se remonta a la antigua ciudad de Troya, pasando por los imperios bizantino y otomano, y una ubicación geográfica que la hace un punto de encuentro entre Oriente y Occidente, Turquía tiene una gran cantidad de monumentos y sitios históricos que son verdaderamente impresionantes. En este artículo, exploraremos algunos de los mejores monumentos para visitar en un viaje a Turquía.

Hagia Sophia

Este impresionante monumento es uno de los lugares más emblemáticos de Estambul y uno de los principales destinos turísticos en Turquía. Hagia Sophia fue originalmente construida como una iglesia cristiana en el siglo VI, y después de la conquista otomana en el siglo XV, se convirtió en una mezquita. Hoy en día, la estructura es un museo y un monumento icónico de la arquitectura bizantina y otomana. Los visitantes pueden admirar las cúpulas doradas, los mosaicos históricos y las impresionantes paredes interiores.

La Mezquita Azul

La Mezquita Azul, también conocida como la Mezquita Sultan Ahmed, es otra de las atracciones turísticas más populares de Estambul. La mezquita fue construida en el siglo XVII durante el reinado del sultán Ahmed I y es famosa por sus seis minaretes y su impresionante decoración interior de azulejos de cerámica. Los visitantes pueden caminar por la gran sala de oración y admirar los hermosos detalles arquitectónicos de la mezquita.

La Cisterna Basílica

La Cisterna Basílica es un impresionante sistema de almacenamiento de agua subterráneo construido por el emperador bizantino Justiniano en el siglo VI. La cisterna se encuentra debajo de las calles de la ciudad de Estambul y es uno de los monumentos más impresionantes de la ciudad. Los visitantes pueden caminar por las pasarelas de madera y admirar las impresionantes columnas de mármol y las cabezas de Medusa que se utilizan como bases de las columnas.

El Templo de Artemisa

El Templo de Artemisa fue una de las siete maravillas del mundo antiguo y es uno de los monumentos históricos más importantes de Turquía. El templo fue construido en el siglo VI a.C. en la ciudad de Éfeso y era un lugar de culto para la diosa griega Artemisa. A pesar de que gran parte del templo ha sido destruido, todavía se pueden ver algunos restos impresionantes, como las columnas que una vez sostuvieron el techo del templo.

La Fortaleza de Rumeli

La Fortaleza de Rumeli es una impresionante fortaleza construida en la orilla europea del Bósforo durante el reinado del sultán Mehmed II en el siglo XV. La fortaleza fue construida para proteger la ciudad de Estambul de los ataques marítimos y es un impresionante ejemplo de la arquitectura militar otomana. Los visitantes pueden explorar las rampas, torres y muros de la fortaleza, y disfrutar de las impresionantes vistas del Bósforo y de la ciudad de Estambul.

La ciudad subterránea de Derinkuyu

La ciudad subterránea de Derinkuyu es una impresionante red de túneles y habitaciones subterráneas excavadas en la roca en la región de Capadocia. La ciudad subterránea se cree que fue construida durante la época bizantina como refugio para los cristianos durante las invasiones árabes. Los visitantes pueden explorar las diferentes salas, pasillos y túneles, y maravillarse con las habilidades arquitectónicas de los antiguos constructores.

El Mausoleo de Ataturk

El Mausoleo de Ataturk es un impresionante monumento dedicado al fundador de la República de Turquía, Mustafa Kemal Ataturk. El monumento está ubicado en la capital, Ankara, y cuenta con una impresionante arquitectura y esculturas que honran la vida y obra de Ataturk. Los visitantes pueden explorar el mausoleo y disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad de Ankara.

La Biblioteca de Celso

La Biblioteca de Celso es un impresionante monumento construido en la ciudad de Éfeso durante la época romana. La biblioteca fue construida en honor al senador romano Tiberio Julio Celso Polemeano y es una de las bibliotecas más impresionantes de la antigüedad. Los visitantes pueden caminar por los pasillos y salas de la biblioteca, y admirar las impresionantes columnas y esculturas que decoran el monumento.

El Castillo de Bodrum

El Castillo de Bodrum es un impresionante castillo construido durante la época de los Caballeros de San Juan en el siglo XV. El castillo se encuentra en la ciudad costera de Bodrum y es uno de los monumentos más impresionantes de la región. Los visitantes pueden explorar las diferentes salas y torres del castillo, y disfrutar de las vistas panorámicas del mar Egeo.

El Templo de Apolo en Dídima

El Templo de Apolo en Dídima es un impresionante templo construido en honor al dios Apolo durante la época griega. El templo se encuentra en la región de Aydin y es uno de los monumentos más impresionantes de la zona. Los visitantes pueden admirar las impresionantes columnas del templo y explorar las diferentes salas y pasillos del monumento.

En resumen, Turquía es un destino turístico impresionante que cuenta con una gran cantidad de monumentos y sitios históricos que vale la pena visitar. Desde la impresionante Hagia Sophia hasta la fortaleza de Rumeli y la ciudad subterránea de Derinkuyu, los viajeros pueden disfrutar de una experiencia única al explorar la rica historia y la cultura diversa de este país. Sin duda, un viaje a Turquía será una experiencia inolvidable que los visitantes recordarán durante toda su vida.

By | 2023-04-25T10:40:38+00:00 mayo 5th, 2023|Ankara, Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Los 4 monumentos imprescindibles de Estambul

Ninguna visita a Estambul estaría completa sin conocer sus monumentos más emblemáticos. Prácticamente todos los visitantes que realizan sus viajes a Turquía pasan por su ciudad más emblemática. ¿Quiere saber cuáles son, cómo llegar y qué ver? Aquí tienes todos los detalles y muchos más.

Además de la excelente comida que podrá disfrutar en las rutas gastronómicas de Estambul y de sus maravillosos baños turcos, una de las cosas más importantes que ver y hacer en Estambul es, por supuesto, visitar sus monumentos más importantes. Como comprenderás, al viajar a un destino tan rico en historia y tradición, las opciones son muchas, pero esta es nuestra selección de los imprescindibles entre los imprescindibles. ¡Disfrute del viaje!

Santa Sofía

No puedes irte de la ciudad sin ver esta maravillosa obra maestra de la arquitectura bizantina. Santa Sofía fue construida bajo las órdenes del gran Justiniano entre 532 y 537 y fue durante muchos años un templo católico, y no un templo cualquiera, sino la residencia oficial del Papa. Para desgracia de los amantes del arte, el templo se ha transformado en mezquita, por lo que el culto a las imágenes está prohibido y todos los bellos mosaicos bizantinos se mantienen ocultos tras varias cortinas.

Desde el punto de vista artístico y arquitectónico, el interior de Santa Sofía es absolutamente impresionante; su sala principal mide un total de 70 x 74 metros. Está situada en el barrio de Sultanhamet, en la plaza de Sultanhamet, es la zona más turística y de fácil acceso de Estambul. La mejor manera de llegar a Santa Sofía es tomar el tranvía T1, que recorre los principales puntos y cuesta alrededor de 1 euro.

Mezquita Azul

Entre las mezquitas más bellas de Estambul, la Mezquita Azul es sin duda la más popular y la favorita de arquitectos e historiadores de todo el mundo. Construida entre 1609 y 1617 por orden del sultán Ahmed I, está considerada uno de los mayores ejemplos de arquitectura otomana y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

Su impresionante interior tiene un diámetro de unos 23,5 metros y una altura total de 43 metros visto desde el exterior. Se calcula que el edificio tiene capacidad para unas 10.000 personas. El nombre de Mezquita Azul se atribuye a los más de 20.000 hermosos azulejos azul marino traídos especialmente de Iznik para adornar la cúpula de la mezquita.

Se encuentra emplazada en la zona centro de Estambul, en el barrio de Sultanhamet; al igual que Santa Sofía, la mejor forma de llegar es tomar el tranvía T1, que recorre todos los puntos importantes; el precio aproximado es de 1 euro.

El Palacio de Topkapi

El Palacio de Topkapi es uno de los lugares de visita obligada en cualquier viaje a Estambul. Al visitar el Palacio de Topkapi, encontrará muchas cosas interesantes, como la maravillosa puerta de la corte y la hermosa biblioteca del sultán Ahmed III; sin embargo, los lugares más interesantes, y los que se recomienda ver primero en una visita rápida, son:

El Harén, donde el sultán vivía con sus más de 500 esposas.

El Tesoro, donde se guardan objetos de gran valor histórico y económico, como un diamante de 88 quilates perteneciente a la madre de Napoleón, llamado Daga de Cuchara,
o la Daga Topkapi de oro y esmeraldas.

El palacio de Topkapi se encuentra en el corazón del barrio Eminönü de Fatih, una de las zonas turísticas más populares de la ciudad y, por tanto, de fácil acceso. La mejor forma de llegar es mediante la línea T1 del tranvía de Estambul, que ofrece un trayecto con magníficas vistas de la ciudad.

La Cisterna Basílica

Aunque su viaje a Estambul sea una visita corta de 2 ó 3 días como máximo, es recomendable visitar la Cisterna Basílica; sin duda, una atracción arquitectónica e histórica que no encontrará en ningún otro lugar del planeta. Construida en el siglo VI durante el Imperio Bizantino, este espacio estaba destinado a servir de almacenamiento temporal de agua para la ciudad. El nombre de Basílica se atribuye a que se construyó bajo la Basílica de Stoa, que posteriormente fue destruida.

El espacio de la cisterna se conserva en la actualidad y alberga una colección de 336 columnas de diferentes épocas reutilizadas de otros edificios y templos de la ciudad; otro dato interesante es que se ha utilizado como misterioso telón de fondo para películas de gran presupuesto. Se encuentra en el gran barrio de Fatih, en el corazón de Estambul. Puede llegar utilizando el tranvía: Sultanahmet, de la línea T1, que, como ya hemos comentado, pasa por los puntos históricos más importantes de la ciudad.

By | 2023-04-18T10:54:00+00:00 abril 18th, 2023|Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Cuatros destinos preciosos de Turquía

En el punto exacto donde Europa y Asia se encuentran, el choque cultural entre ambos continentes, su mezcla oriental-occidental de influencias, sabores, culturas, religiones e historias, hace que cada año sean más las personas que se decanten por realizar sus viajes a Turquía.

Se trata, en efecto, de una tierra de riqueza para los sentidos, prueba de ella son sus bazares y mezquitas, su gastronomía y su arte; un lugar de exotismo y romanticismo, desde sus palacios otomanos hasta la Capadocia de cuento de hadas. Sus parajes naturales son igualmente diversos. En el interior hay paisajes de otro mundo y maravillas antiguas por explorar, que en su día fueron el patio de recreo de Cleopatra y Marco Antonio, César y Alejandro Magno, y sin embargo son poco visitados en comparación con lugares similares de España, Italia y Grecia. Vamos a recorrer algunos de los lugares más bellos de Turquía, lejos de las principales rutas turísticas.

El Valle de las Mariposas en Fethiye

Una de las mayores recompensas para los caminantes de la Vía Licia es la espectacular vista que se obtiene al pasar por encima del Valle de las Mariposas. Se trata de un pedazo de cala escarpada, con gigantescos acantilados que se alzan escarpados y matorrales a ambos lados de la estrecha bahía azul, desvaneciéndose sobre las aguas de color turquesas de la orilla. Al pie de la playa de arena y guijarros, a la que solo se puede acceder en una embarcación, nos encontramos un camping con un chiringuito que sirve cervezas y pescado a la parrilla, y se imparten clases de yoga bajo los árboles. Un lugar único donde desconectar del mundo cotidiano y volver a conectar con la naturaleza.

La localidad de Kaş

Esta pequeña localidad se encuentra lo suficientemente alejada de los grandes núcleos turísticos como para mantenerse fuera de las aglomeraciones. El precioso y antiquísimo pueblo pesquero de Kaş sigue siendo un refugio para viajeros hippies y turcos modernos. Sus calles adoquinadas de entramado irregular están flanqueadas por casas tradicionales encaladas, balcones de madera con ondulantes buganvillas y montañas como telón de fondo. Se asienta junto al mar de aguas color turquesa, con rústicas terrazas de baño y tumbonas construidas sobre el agua, apiladas con cojines y telas brillantes. La playa de Kaputaş es un lugar que no te puedes perder, rodeada de espectaculares acantilados. Muy cerca de emplaza, en la isla de Kekova, con toda una ciudad submarina que se puede explorar haciendo snorkel.

Gümüşlük, Bodrum

Hasta bien entrado el siglo XX, los pueblos pesqueros que jalonan la península de Bodrum, en el sur de Turquía, sólo eran accesibles por el agua vía barco, lo que les ha conferido un halo de misterio y aromas del pasado. Todavía hoy la mejor forma de desplazarse en este lugar es mediante una embarcación. De todos estos hermosos pueblos de pescadores, el que posee más encanto es Gümüşlük. Allí encontraremos los famosos restaurantes destartalados, ubicados en cabañas de madera, donde comer pescado recién capturado y asado con los pies en el agua.

El barrio de Balat en Estambul

En la ciudad más grande del país, Estambul, se localiza el barrio artístico de Balat, la antigua judería de la urbe. Posee zonas llenas de color entre sus calles residenciales más tranquilas: escaleras pintadas de vivos colores, arte callejero, calles a la sombra de sombrillas y casas adosadas de madera en tonos pastel y arco iris. Recomendamos realizar un recorrido por las empinadas callejuelas de adoquines, descubriendo coquetos rincones, preciosos cafés, tiendas de antigüedades, bares con música en directo y vanguardistas galerías de arte en el barrio más cool de Estambul.

By | 2023-04-18T10:51:26+00:00 marzo 7th, 2023|Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Curiosidades sobre Turquía, parte 2

Cada temporada son más los turistas que se decantan por llevar a cabo sus viajes a Turquía, atraídos por las maravillas que sorprenden a los viajeros que recalan en este país de ensueño. Turquía posee algunas de las maravillas naturales y monumentales más destacadas de todo el planeta. Además, está lleno de curiosidades. Hoy os acercamos la segunda parte de la lista de las cosas más curiosas de Turquía que hemos elaborado desde el equipo de Egrecia.

Patrimonio de la humanidad

Ya sabes que Turquía cuenta con algunos de los monumentos más célebres de todo el mundo. No obstante, hasta 18 lugares han sido catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, uno de los países que albergan un mayor número de todo el planeta, junto a Italia, China, Francia o México. Lugares como Troya, Bursa, Éfeso, Ani y las zonas turísticas del centro de Estambul, donde se alza Santa Sofía, son algunos de los que cuentan con esta importante distinción.

Las bodas turcas

Siempre llama mucho la atención presenciar como es un enlace matrimonial cuando se realiza turismo en los países del mundo. La experiencia en Turquía es muy llamativa. Destaca la tradición del café con sal. Antes del matrimonio, la familia del novio visita a la de la novia, es entonces cuando la futura mujer prepara el café para todos los invitados. Pero para el novio hay un ingrediente especial, la sal, una forma de desear un matrimonio dichoso y duradero.

Los tulipanes son turcos

A muchos, sin duda, les sorprenderá aprender que esta flor, muy típica de los Países Bajos, es originalmente oriunda de Turquía. La verdad es que fue el sultán Suleiman el Magnífico, en el siglo XVI, el que regaló unos bulbos de tulipán como presente al embajador holandés. Es cierto que luego fueron los flamencos los que los popularizaron por todo el mundo, convirtiendo a esta flor en uno de los símbolos del pequeño país europeo. Pero su origen es turco.

Ponerse pelo en Turquía

Seguro que has oído el caso de que algún amigo o conocido con problemas de alopecia ha viajado hasta Turquía a ponerse pelo. Es verdad que Turquía es famosa en todo el mundo por ser un paraíso mundial para los calvos. Existen multitud de clínicas especializadas en tratamientos capilares a precios más económicos que en otros lugares de Europa e incluso se venden packs que combinan ponerse pelo con una ruta turística por los principales atractivos del país.

Productos gastronómicos

La cultura gastronómica turca es amplia y fascinante. Especial mención merecen los frutos secos, principalmente las avellanas. Turquía es el principal productor mundial de avellanas de todo el mundo. Se emplean en la elaboración de multitud de pasteles y postres típicos turcos, o se comen solas a todas horas. Una rica fuente de fibra, vitaminas y de energía.

Quitarse los zapatos

Es verdad que es algo que también se suele hacer en otros países del mundo, pero en España y Latinoamérica no estamos tan acostumbrados. La tradición manda quitarse los zapatos y dejarlos a la entrada antes de visitar una casa turca. También es obligatorio descalzarse para entrar a alguna mezquita, como la gran Mezquita Azul de Estambul. Hay muchas estanterías a la entrada donde dejarlos sin riesgo, no te olvides de cogerlos al salir.

El Arca de Noé

Otra de las leyendas más curiosas de Turquía tiene que ver con la Biblia, a pesar de ser un país musulmán, lo cierto es que esta región del planeta fue durante muchos siglos un imperio cristiano. Dice la leyenda que la famosa Arca de Noé, sí, donde se guardaron una pareja de ejemplares de todos los animales del mundo para salvarlos del diluvio universal fue a parar a lo alto del Monte Ararat, uno de los lugares sagrados que alberga el país.

By | 2023-01-13T11:13:14+00:00 febrero 12th, 2023|Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Curiosidades sobre Turquía, parte 1

Turquía es uno de los países más visitados de todo el mundo. En efecto, cada año son millones las personas que deciden realizar sus viajes a Turquía, atraídos por el maravilloso patrimonio histórico artístico que atesora el país, por sus maravillas naturales y por vivir experiencias únicas en este exotico destino. Hoy, desde Eturquía os traemos una serie de curiosidades sobre Turquía para que conozcas mejor el lugar antes de visitarlo.

Un país, dos continentes

Turquía es un país que se asienta sobre dos continentes, Europa y Asia. El máximo exponente se aprecia en la ciudad Estambul, la urbe más grande y famosa del país turco, que, literalmente, está emplazada en dos continentes diferentes, separados por el estrecho del Bósforo. En efecto, la antigua Constantinopla posee una zona europea y otra parte asiática. Aunque en realidad la parte europea está a su vez dividida en otras dos zonas, ya que está partida por el cuerno de oro.

El caballo de Troya

¿Os suena la leyenda del caballo de Troya? Pues si, en Turquía está la célebre ciudad de Troya. No está en Grecia, como muchos pensaban, aunque es cierto que en la época en que se sitúa la leyenda del famoso caballo toda esta zona era territorio griego. Hoy Troya está muy cerca de la ciudad de Çanakkale y tiene una gran estatua de un caballo y un museo dedicado a este hecho.

Santa Claus nació en Turquía

Ni en Laponia, ni en EEUU ni en ningún otro lado, lo cierto es que la figura de Santa Claus, ese viejete afable que trae regalos a los niños de todo el mundo, está vinculado directamente al personaje histórico de San Nicolás. Y San Nicolás nació en Turquía, exactamente en la localidad de Patara. En este lugar se localiza una de las ruinas más interesantes del país y también alberga algunas de las mejores playas. De todos modos, San Nicolás está asociado a la antigua Myra, la actual ciudad de Demre, de la que fue obispo.

La primera mujer piloto de combate fue turca

Como lo oyes, Sabiha Gökçen, ¿te suena? Si ya has viajado a Estambul o ya has reservado los vuelos quizá te suene ese nombre ya que da nombre a uno de los dos aeropuertos que posee la metrópolis de Estambul. Es un homenaje a la primera mujer que fue piloto de un caza de combate en toda la historia y además era la hija adoptiva de Atatürk, el padre fundador y primer presidente de la República de Turquía, es decir, la Turquía moderna.

Los primeros cristianos se escondían en Turquía

Más concretamente en la región de la Capadocia, un lugar que hoy en día es uno de los epicentros turísticos del país, con sus viajes en globo aerostático y sus paisajes de ensueño para hacerse fotos y subirlas a las redes sociales. Pues muchos siglos antes de todo esto, la zona era uno de los lugares donde los primeros cristianos, perseguidos en aquella época, se escondían y resguardaban de los que les buscaban para darles muerte o encerrarlos. El terreno es propicio para excavar túneles y aquí esos primeros cristianos esculpieron auténticas ciudades subterráneas donde vivir conforme a su fe sin ser molestados.

¿Qué beben los turcos?

Por supuesto que agua, como todos. Pero la bebida nacional turca es el té. El té es mucho más que una simple bebida, es una manera de socializar y pasar el día de charla con los amigos, familiares y conocidos. Si queréis probar algo más fuerte, la bebida alcohólica de referencia es el raki, con bastantes similitudes a nuestro anís. Se trata de una bebida fuerte que posee bastantes grados alcohólicos, por lo que muchas veces se rebaja con agua. También cabe señalar lo bueno que es el café turco.

By | 2023-01-13T10:19:04+00:00 enero 13th, 2023|Capadocia, Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments

Los mejores planes en Turquía

Turquía es un destino que cuenta con unas alternativas perfectas para todo tipo de turismo. Un clima benigno, una población cercana y hospitalaria, unas infraestructuras turísticas de primer nivel y un amplísimo patrimonio histórico-artístico conlleva que cada temporada sean más los viajeros que apuesten por realizar sus viajes a Turquía en cualquier época del año. Desde Eturquía hemos seleccionado algunos de las mejores planes que se pueden realizar durante nuestra visita al país turco.

La ciudad subterránea de Derinkuyu

La región de la Capadocia cuenta con más de 30 ciudades subterráneas, aunque la más profunda es la de Derinkuyu. Está ubicada a unos 40 kilómetros de la localidad de Goreme. Derinkuyu se encuentra a más de 80 metros de profundidad y tiene 20 niveles bajo tierra, aunque solo se pueden visitar los ocho primeros.

Las excavaciones del primer nivel se remontan al año 1400 ac. cuando esta ciudad subterránea fue descubierta por un hombre tras derribar una pared de su propiedad, en el año 1963. Según los expertos, esta mega urbe subterránea podía albergar cómodamente unas 3.000 personas, pero podría llegar a albergar a cerca de 50 mi en caso de necesidad de resguardarse de un ataque invasor.

Disfrutar la magnífica gastronomía turca

Si hay algo que destaca en Turquía y que no es muy bien conocido en el resto del mundo, es su amplia y variada gastronomía. No te puedes perder los manti, por los típicos y deliciosos Kebab, incluído el Testi Kebab, hasta los Pide, los Borek, la larga lista de postres (Kunefe, Lokum, Baklava en sus cientos de versiones). Además, no dejes de probar el Cay o té turco, ni el café. Es muy típico en todas las casas e incluso en tiendas que nos ofrezcan una taza de té turco. También hay que degustar el tradicional licor turco, el raki, parecido al anís.

Uchisar y su castillo

Es cierto que la zona de la Capadocia es muy famosa por sus vuelos en globo, pero no es lo único que se puede hacer allí. Uchisar es una ciudad de la región, y su castillo merece una visita. Tanto por dentro como por fuera llama la atención la belleza de sus edificaciones y lo bien conservadas que están. Además, las vistas desde lo alto son espectaculares.

Se puede realizar una visita guiada y conocer varias estancias, excavadas en la misma piedra y conectadas con túneles y pasadizos. Desde allí se accede a través de unas empinadas escaleras hasta la cima del castillo para contemplar la maravillosa panorámica del entorno.

Descubrir el Valle de Ilhara

El Valle de Ihlara se localiza a apenas 90 km de la ciudad Goreme, en la ruta de ciudad subterránea de la que os hemos hablado en este artículo. Se trata de un valle de unos 100 metros de profundidad y 14 km de largo, surcado por el Río Melendiz. Allí hay varios puntos de interés, con sus iglesias con frescos antiquísimos, construcciones típicas civiles y espectaculares paisajes naturales, Es muy recomendable hacer una ruta de senderismo por la zona para descubrir la magia de la naturaleza de la zona.

Se puede acceder por distintas entradas, pero lo más habitual es hacerlo por la entrada que está a 4km del comienzo del valle. Hay que descender unos 350 escalones para llegar abajo, luego habrá que subirlo, pero es verdad que el esfuerzo bien merece la pena.

Subir a lo alto de la Torre Gálata

La Torre Gálata es una edificación de defensa de las más antiguas de toda Turquía. Lo mejor es que ofrece unas preciosas vistas de la ciudad de Estambul desde lo más alto. La torre en sí no es muy alta, apenas 61 metros, pero se ubica en un promontorio que la eleva sobre toda la ciudad.

Fue erigida en el año 528 primero como un faro, y en el año 1348 se reconstruyó en piedra para hacerla más resistente a ataques. De hecho, sus paredes tienen en la base 3.7 metros de ancho. Se aprecia mejor la gran anchura de sus muros a través de los pequeños ventanales por los que penetra la luz del sol.

El Gran Bazar de Estambul

Ningún viaje a Turquía está completo si no hemos realizado una visita al famosísimo Gran Bazar de Estambul. Este enorme mercado cuenta con unos 4.000 puestos y recibe cada día a más de 300.000 visitantes. Es una especie de ciudad en sí misma, con sitios para comer, tomar un té, pero sobre todo para comprar.

En el Gran Bazar podemos encontrar de todo, desde joyas, ropa, relojes, alfombras, lámparas, dulces. Ten en cuenta que en la mayoría de las tiendas hay carteles advirtiendo de que está prohibido sacar fotos. Ah y otra cosa, prepárate para regatear.

By | 2022-10-03T10:40:32+00:00 octubre 3rd, 2022|Capadocia, Estambul, Turquía, Viajes|0 Comments
Load More Posts