dic
23

Todo sobre tu viaje a Pamukkale

Author Daniel    Category Turquía, Viajes     Tags , ,

pamukkale-el-castillo-de-algodon-1-73

Sin ninguna duda Pammukkale es uno de los rincones más pintoresco de toda Turquía. Se trata de un entorno con una belleza incomparable, con paisajes que ya asombraron en su momentos a nuestros antepasados, y no sin motivo. Hablamos de un enorme risco de color blanco que domina el valle, rodeado de estalacticas y con unas de las piscinas naturales más impresionante de cuantas existen en el mundo. Los mismos romanos quedaron asombrados por este mágico lugar, lo que les llevó a construir la ciudad de Hierápolis.

Este océano de color blanco es una de las estampas más apabullantes de todo el territorio que integra Turquía. Desde Eturquía, la agencia especializada en viajes a Turquía te recomendamos que no dejes este paraje fuera de tu itinerario turco.

En la actualidad a la ciudad de Pamukkale, también se la denominada como el “castillo de algodón”. En efecto, posee apariencia de algodón, con la suavidad y la apariencia de cascadas de agua como si estuvieran en estado petrificado. Un paisaje único que se ha ido generando como consecuencia del constante goteo de aguas minerales a elevada temperaturahasta moldear la roca.

Las sales del agua, además de bicarbonatos y calcio, contienen creta que es lo que origina este curioso fenómeno de solidificación y les otorga ese color tan blanco.

Pamukkale fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en  el año 1988, de ahí que sea una de las princiaples atracciones turísticas del país. Es por ello que recomendamos no visitar la zona en plena época estival, cuando la afluencia de turistas es más elevada. Sin duda la mejor época para visitar Pammukale es en primavera, ya que el agua fluye con viveza como consecuencia del deshielo.

Como consecuencia del turismo masivo y para proteger este monumento natural, el gobierno de estambul prohibió el baño en las aguas de este balneario. Por ello los que quieran pegarse un chapuzón y sumergirse en estas aguas de propiedades sanadoras para el cuerpo humano, deberán optar por pagar una entrada en los múltiples centros termales que se distribuyen a lo largo de la carretera que da acceso a Pamukkale.

Dentro del complejo se puede contemplar el magnífico Museo de Hierápolis y en la parte alta de la colina el Ágora o Teatro, que recientemente ha sido restaurado y brilla ahora con luz propia.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Etiquetas