jul
14

Las mejores discotecas de Estambul

La Turquía moderna

La antigua Constantinopla es una gran ciudad que tiene todo tipo de oferta para los visitantes que emprendan un viaje a Estambul. Cultura milenaria, gastronomía de primer nivel, preciosas vistas y un pueblo amable y hospitalario dejan huella en todos los que se acerquen a esta urbe a caballo entre Europa y Asia. Pero para los más fiesteros existen opciones de ocio nocturno que nada tienen que envidiar a los mejores clubes de Nueva York, Madrid o Londres. La mayor parte de la oferta nocturna está localizada en el distrito de Taksim, de facto la zona más moderna de toda la ciudad. Ubicado en la zona europea de Estambul, Taksim está lleno de gente joven dispuesta a salir de fiesta sea cual sea el día de la semana.
Nayah:
Hablamos de uno de los clubes de música electrónica con más solera de la ciudad, con la posibilidad de bailar hasta altas horas de la mañana. Subiendo por las escaleras desde la entrada se accede a sus varias plantas con bar, futbolines, billares y una zona más relajada donde tomar una copa y charlar en un ambiente distendido. Cuando se accede a la cuarta planta, en la azotea, aparece una gran pista de baile con unas impresionantes vistas de la ciudad. Lo mejor es entrar en su página de Facebook para conocer cuál de sus fiestas temáticas es la que más nos interesa.

Kasette:
¿No tiene plan en Estambul? No pasa nada, ya que Kasette es el sitio ideal al que la acuden los jóvenes cuando no se tiene un plan concreto. Nunca decepciona, siempre está lleno de extranjeros de distintos países, con una buena y variada selección de música y algunos de los mejores cócteles de la ciudad.

Pixie:
Pixie es el sitio predilecto para los que buscan un entorno underground. Recuerda a un garaje su decoración. Contrasta el pequeño y recogido tamaño del local con la potencia de la música que suena, de todo tipo, desde la electrónica al ska. Es el lugar donde aparecen los personajes más pintorescos y variopintos de todo Estambul.

Küçük
Tal vez el mejor club donde bailar hasta la extenuación la música electrónica pinchada por los mejores Dj’s internacionales. Sillones de terciopelo, una gran pista de baile, megatrón. A pesar de su ambiente desenfadado, los porteros d ella discoteca tienen fama de ser muy duros así que no se pase de gracioso o acabará en la calle

Peyote:
Uno de los locales más pijos de la ciudad y donde suele acudir la jet set. Dispone de varios pisos, con diferentes ambientes musicales que van desde el rock and roll a la música electrónica. Decimos que es un lugar elitista pero los precios de las consumiciones no lo son, por apenas 3,5 euros podemos disfrutar de un gin tonic que multiplicaría su precio en cualquier garito de mala muerte de una gran ciudad europea.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Etiquetas