may
25

Ankara, Mardin y Konya: tres lugares mágicos de Turquía

ankara

Con múltiples destinos cargados de historia, playas y un hermoso paisaje, un viaje a Turquía promete unas convertiste en unas vacaciones maravillosas. El viajero tiene a su disposición todo lo que imagine, como las ruinas antiguas de Éfeso, balnearios de lujo en plena costa del Mar Egeo o largos arenales en su costa mediterránea. Estambul, un día capital de los imperios bizantino y otomano, ocupa un lugar destacado en la mayoría de los planes de viaje a Turquía, pero hay muchos otros destinos recomendados. Estas son tres propuestas alternativas de la mano de Eturquía.

Ankara: La capital del país, Ankara, es una gran y moderna ciudad que es la sede de los principales y más destacados edificios gubernamentales, embajadas, universidades y empresas del país. Emplazada justo en el centro del país y de la región de Anatolia, Ankara es un importante centro de transporte, que conecta a los viajeros con otros importantes destinos en Turquía y de Asia. La ciudad en sí ofrece un animado ambiente artístico y cultural con una gran concentración de museos, incluyendo el famoso Museo de las Civilizaciones de Anatolia.

Mardin: Localizado en una colina estratégicamente situada con vistas a las llanuras de Mesopotamia, al sureste de Turquía, Mardin es la capital de la provincia de su mismo nombre. Se trata de uno de los asentamientos más antiguos de la región. Mardin es conocida por su diversidad cultural y destaca en el plano monumental el conjunto histórico artístico que forman los edificios de la ciudad vieja, construidos con piedra arenisca descendiendo en cascada hacia la parte baja de la colin sobre la que se asienta. Destaca el Monasterio Deyrü’z-Zafaran, uno de los más antiguos del mundo.

Konya: es una de las villas más antiguas del mundo y destaca por su más que notable arquitectura. Konya es ciudad en la región central de Anatolia. En los siglos 12 y 13, Konya prosperó como una ciudad capital bajo el gobierno de la dinastía selyúcida. De ahí quedan importantes vestigios que han permanecido bien conservados hasta el siglo XXI. Hoy en día, los edificios de esa época todavía se puede admirar como la Mezquita de Alaeddin y las ruinas del palacio selyúcida. Konya fue también el hogar del teólogo y místico persa sufí, Rumi. Su mausoleo es un sitio que hay que también merece la pena visitar.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Etiquetas